martes, 28 de agosto de 2012

Matemáticas a la búsqueda del origen del rumor

Un investigador crea un algoritmo capaz de localizar el foco las ideas que corren por Internet


 10 AGO 2012
Las sociedades son virales. Mucho antes de que existieran las redes sociales, los chistes, rumores, maledicencias, motes y ocurrencias se propagaban entre la población sin que nadie fuera capaz de localizar a la persona que lo ideó primero. Y si eso era así con el boca a boca, con Internet se ha convertido en un fenómeno imparable. Y digno de investigar. Y eso es lo que ha hecho Pedro Pinto, del Audiovisual Communications Laboratory, hasta encontrar una algoritmo matemático capaz de localizar el foco de cada idea.
El trabajo se basa en localizar a unos cuantos internautas centinelas, y aplica criterios como el tiempo de recepción o la cantidad de personas que están vinculadas a cada uno. Por ejemplo, para saber por qué todos los amigos de uno de repente empiezan a llamarnos Pepe cuando siempre fuimos José —por poner un caso inocuo—, o tacaño cuando siempre pagamos las rondas, basta con fijarse en 15 de nuestros 500 mejores amigos (esos que tenemos dados de alta en Facebook). A partir de ahí, con tomar unos datos de sus cuentas se puede llegar al origen de la maledicencia.
Aplicación sanitaria
Este método para detectar el origen de todo tiene otras aplicaciones. Por ejemplo, sanitarias: “Hemos probado nuestro sistema con datos de una epidemia de cólera en Sudáfrica. Una vez hicimos modelos de la red de aguas, ríos y transportes fuimos capaces de encontrar el pueblo donde se produjo el primer caso, y ello con solo monitorizar a un pequeño número de pueblos”, ha dicho Pinto, que ha publicado su trabajo en Physical Review Letters.

Las matemáticas pueden ayudar a desenmascarar una red terrorista


Un algoritmo desarrollado por Escuela Politécnica de Lausana permite rehacer a la inversa el camino que ha seguido la información a través de internet hasta llegar a la fuente primaria


Arantza Valls (EFE)10/08/2012
Un algoritmo desarrollado en la Escuela Politécnica de Lausana (EPFL) permite dar respuesta a preguntas de difícil respuesta como: ¿quiénes participan en la planificación de un atentado terrorista?, ¿cómo se propaga una epidemia de cólera? o ¿quién inició ese grosero rumor sobre mí en facebook?

MATEMÁTICAS PARA COMBATIR EL FUEGO



Día 28/08/2012

Una investigación de la Usal elabora un programa para predecir la evolución de los incendios forestales en tiempo real

Números, ecuaciones y algoritmos son los «agentes antiicendios» que están preparando un equipo investigador de la Universidad de Salamanca (Usal) para combatir los fuegos en las masas arboladas. Se trata de un proyecto de investigación que dirige el profesor José Manuel Cascón, denominado «Asimilación de datos para su integración en modelos de programación de incendios forestales», merecedora de la mayor puntuación en la última convocatoria del programa de apoyo a proyectos de investigación de la Consejería de Educación.


El Grupo de Investigación de Simulación Numérica y Cálculo Científico, dirigido por el catedrático Luis Ferragut, trabaja desde hace varios en años en la elaboración de un modelo que transforma datos orográficos, climáticos y botánicos en números para que sean utilizados en ecuaciones y algoritmos y permitan conocer con antelación la evolución de los incendios forestales, de tal modo que se pueda ir aportando información en tiempo real a los equipos de extinción de incendios desplegados en las zonas que están siendo devastadas por el fuego, de tal modo que puedan actuar en zonas donde las llamas no han llegado para realizar, por ejemplo, cortafuegos o evacuar poblaciones próximas al frente del incendio.

«Trabajamos con datos como la masa, el movimiento y la energía para elaborar ecuaciones de derivadas parciales con el propósito de que el ordenador las resuelva para ofrecer datos sobre el comportamiento futuro del fuego», apunta José Manuel Cascón, quien indica que se trata de una metodología que es similar a la que se utilizada en la prevención meteorológica.De hecho, la simulación informática «iría más rápida que la propia evolución del fuego», según afirma Luis Ferragut, quien puso en marcha el proyecto hace ya 18 años y que cree que se podría aplicar sobre el terreno en un periodo de dos años. De momento, el equipo ya está trabajando con la empresa leonesa Tecnosylva, que cartografía las masas forestales y elabora los sensores que se colocarían en los distintos frentes de los incendios con el objetivo de ir recogiendo los datos.

Estos profesores están revolucionando la enseñanza

Millones de alumnos asisten ya a través de internet a las clases gratuitas de profesores como Saman Khan, Walter Lewin etc. que, con una metodología amena y adictiva, están revolucinando la enseñanza. Para poder leer el artículo pincha en la imagen de abajo.